El Bosco como jamás ya antes se había vistoDescifrar las alegorias de la compleja y alucinante obra de El BoscoEn medio del tiempo artistico con tendencias realistas del gotico tardio y el Renacimiento temprano, el pintor holandes Jeronimo Bosch, El Bosco (aprox. mil cuatrocientos cincuenta-mil quinientos dieciseis), constituyo una excepcional anomalia. Sus pinturas están pobladas de escenas ridículas protagonizadas por seres fantasticos que ceden a toda indole de fantasias, angustias y anhelos humanos. Una de sus grandes genialidades fue tomar las representaciones figurativas y escenicas conocidas como drolleries, que usan monstruos y seres ridículos para ilustrar los pecados y el mal, y trasladarlas de los margenes de los manuscritos miniados a pinturas en retablos de gran formato. Así como los hibridos tradicionales de hombre y bestia, como los centauros, y criaturas mitologicas como unicornios, demonios, dragones y grifos, hallamos también innumerables monstruos surgidos de la imaginacion del artista. Muchas escenas secundarias ilustran proverbios y oraciones hechas de empleo común en tiempos de El Bosco. En el triptico La tentacion de san A., por poner un ejemplo, el artista retrata al diablo mensajero calzado con unos patines de hielo, reflejo de una expresión popular: el planeta patinaba sobre hielo, o sea, se había desviado del paseo adecuado. El Bosco fue singularmente renovador en la traslacion pictorica de proverbios.La obra de El Bosco (cuyo nombre era realmente Jheronimus van Aken) ha sido objeto de profusas copias y también imitaciones: en verdad, el numero de obras de discipulos de El Bosco que ha llegado hasta nosotros supera en pero de diez veces la produccion del propio profesor. En nuestros días, veinte pinturas y 8 dibujos se atribuyen con total certidumbre a la mano de El Bosco, quien continua siendo considerado un soñador, retratista de sueños y pesadillas, además del pintor por excelencia del infierno y sus diablos.El presente libro, publicado con ocasión del proximo quinientos aniversario de la muerte del pintor, incluye nuevas fotografias de obras restauradas últimamente y engloba el conjunto de la obra del artista. Descubra el ingenio pictorico de El Bosco en fantásticas reproducciones, ricas en detalles, y en un enorme desplegable de pero de ciento diez cm de anchura de El jardín de las exquisiteces. Stefan Fischer, historiador del y reconocido especialista en la materia, explora que elementos de El Bosco y de su obra hicieron de el una figura tan influyente. ...

¡Ayúdanos compartiendo..!

Estos Libros también te pueden interesar »

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies